Ventas excepcionales: cualidades del personal

Los vendedores excepcionales se distinguen de los demás porque poseen en gran medida cualidades 10. Puedes imaginar cómo cualquiera que posea estas cualidades supera fácilmente a otros:

1. Inteligencia emocional: los vendedores excepcionales tienen una alta inteligencia emocional. En su artículo, “Habilidades clave para aumentar la inteligencia emocional”. Jeanne Segal, Ph.D., y Melinda Smith, MA, describen la inteligencia emocional como la capacidad de identificar, usar, comprender y manejar las emociones de manera positiva para aliviar el estrés, comunicarse de manera efectiva, empatizar con los demás, superar desafíos y desactivar conflicto. La inteligencia emocional afecta muchos aspectos diferentes de su vida diaria, como la forma en que se comporta y la forma en que interactúa con los demás. & quot; Como las vidas de los vendedores implican una interacción constante con otros, todos con personalidades y problemas únicos, la inteligencia emocional es esencial para el éxito. Los grandes representantes poseen y nutren esta cualidad.

2. Comunicación: Los vendedores exitosos se comunican de manera efectiva. Escuchan a sus clientes, lo que sus clientes dicen tanto en palabras como en palabras. También escuchan lo que los clientes no dicen y leen su lenguaje corporal. Luego verifican para asegurarse de que entendieron. Expertos, hablan el idioma del cliente. Grandes vendedores mejoran su comunicación con un lenguaje corporal efectivo para garantizar que los clientes lo entiendan.

3. Agradable: los vendedores exitosos son naturalmente agradables, empáticos y hábiles. Causan una gran primera impresión ya que las primeras impresiones son duraderas y difíciles de cambiar. Conocen y practican activamente el arte de construir una buena relación desde su primera reunión. Como tal, los clientes sienten un fuerte vínculo con su representante y el deseo correspondiente de ayudarlo.

4. Alto estándar ético: Los vendedores exitosos valoran su reputación y son altamente éticos. Ven a sus empleadores y clientes como una extensión de sí mismos. Como tal, los exitosos son confiables, veraces y, naturalmente, cumplen con un estricto código de conducta personal. Nunca se comprometerían independientemente del costo, ya sea personal o de otro tipo. Creen en sus productos o servicios y en el valor que brindan a todos. Por lo tanto, vienen a servir.

5. Confiado: los vendedores exitosos creen en sí mismos y en sus productos o servicios, y en su valor. Esto se muestra en la forma en que hablan y actúan. Sin embargo, no son tan confiados como para ser presuntuosos. Si bien comunican confianza a los demás, tienen humildad para mantener un equilibrio adecuado.

6. Flexible / adaptable: la vida siempre está cambiando, especialmente para el vendedor. Productos, socios, empresas y productos están en constante movimiento. En el día a día, el representante mantiene la productividad a pesar de las citas canceladas, las necesidades de emergencia de los clientes y el rechazo. Incluso en casos de reducción de la fuerza laboral, el vendedor exitoso puede tomarlo con calma y está listo para su próxima historia de éxito.

7. Establecedores de objetivos: los vendedores exitosos tienen objetivos a corto y largo alcance que los impulsan y los mantienen enfocados. Estas no son solo palabras escritas en un papel que pronto se olvidan. Más bien, estos objetivos provienen de lo más profundo; son deseos y anhelos que realmente los motivan a lograr lo que algunos consideran imposible.

8. Entusiasta: Los vendedores exitosos son positivos y están entusiasmados con la vida. No solo miran el vaso medio lleno en lugar de medio vacío, sino que están ansiosos por llenarlo el resto del camino. Su emoción, naturalmente, provoca calidez y entusiasmo de quienes los rodean, al igual que su sonrisa.

9. Iniciadores: Nadie necesita planificar su trabajo o decirles qué hacer. Están despiertos y haciendo lo que deberían porque quieren; es parte de quiénes son. La mayoría son ferozmente independientes. Los gerentes de vendedores excepcionales soltaron las lluvias y los dejaron trabajar sin trabas.

10. Trabajadores duros: los vendedores excepcionales tienen una ética de trabajo sólida que los obliga a aprovechar al máximo su tiempo en el trabajo, trabajando duro e inteligente. Ya sea que hagan 1 llamada de ventas o 100, pueden mirar hacia atrás y enorgullecerse de sus logros. La pereza no está en el vocabulario de un vendedor exitoso. Aunque mantienen el equilibrio de su vida laboral, se toman su trabajo en serio con el objetivo de lograr la máxima productividad. A menudo se encuentran en su primera y última llamada, mucho antes y después de los representantes perezosos, no por la ventaja competitiva sino porque es lo que hacen. Como resultado, sus estadísticas y números son mejores que otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here