Estoy seguro de que has escuchado la frase “tienes una oportunidad de causar una buena primera impresión”. Hay ocasiones en que realmente necesitamos maximizar nuestra inversión para crear una buena impresión de reflejo. Consideremos formas en que podemos influir y afectar la forma en que nos encontramos con los demás.

– Viste la parte. La ropa y la forma en que se presenta puede parecer una consideración maravillosa, pero los primeros minutos cuando alguien nos ve, a veces sin siquiera intercambiar una palabra o una sonrisa, revela mucho sobre nosotros. Incluso en los días de vestimenta es importante prestar atención a los pequeños detalles y demostrar que te preocupan las consideraciones básicas como la buena higiene, el aseo personal, que has pensado bien en lo que has elegido usar.

– Aprecie que esta es una forma efectiva de demostrar su determinación y mostrar cuánto significa esta reunión para usted. Crear una buena impresión duradera incluye que las personas se sientan respetadas y valoradas. Es importante ser limpio, inteligente y ordenado. Un genio excéntrico excepcional puede salirse con la suya por ser blasis sobre lo básico, ¡pero algunos de nosotros caemos en esa categoría! Es mucho mejor tomarse el tiempo para vestir la pieza.

– Aparece confiado y preséntate de la forma en que quieres que te vean. Relájese y deje suficiente tiempo para prepararse, vístase con calma mientras se prepara mentalmente. Sea consciente de la calidad de su propia conversación y refuerce lo positivo y su creencia de que está bien, seguro de sí mismo, capaz de hacer esto. Entra mentalmente en “la zona” y entra en tu imagen ideal.

– Haz tu tarea. Cuando desee crear una buena impresión, es importante prepararse bien para la cita, reunión o entrevista. Aprenda todo lo que pueda y más para que pueda demostrar un interés genuino y demuestre cuánto está invertido en el resultado de la reunión y el futuro de la relación. Usted está considerando que es importante para usted, que es entusiasta y entusiasta, una buena persona para tener a bordo.

Los buenos modales significan mucho. Es importante conocer el tiempo de viaje suficiente para que pueda ser puntual y sin agobiar a su llegada, ya que llamar por teléfono si las circunstancias exigentes significan que se retrasará. Respete el tiempo y el compromiso de otras personas con la reunión, y causará una buena impresión al ser educado y demostrar que está ofreciendo una relación valiosa que es beneficiosa para ambos. También simples cortesías, usando “por favor” y “gracias”, demostrar que los demás pueden crear una buena impresión.

– Estar interesado. Escuche, haga preguntas relevantes y muestre un deseo genuino de escuchar lo que otros tienen que decir. Las personas que son buenos oyentes a menudo son recordadas como excelentes conversadoras, ¡ya que les dan a los demás mucho tiempo para hablar de sí mismos! Conozco a personas que estaban fuera de rango, pero se convirtieron en empleados debido a que se tomaron el tiempo para hacer una gran investigación sobre la compañía en la que estaban siendo entrevistados. Su esfuerzo dio sus frutos.

– Ser interesante. Si eres una buena compañía, crearás una buena impresión duradera. Así que refuerce su conocimiento de los cambios de la industria, asuntos de actualidad, eventos locales, televisión popular y, dependiendo de dónde se encuentre, será una adición bienvenida a muchas reuniones, ya que tendrá mucho que aportar.

– Date crédito. Ser modesto y modesto tiene su lugar, pero proporcionar una historia o dos acerca de cómo cambió la adversidad puede transmitir mucho sobre su ingenio, habilidades y habilidades sin parecer demasiado fanfarrón. Muchas personas se olvidan de los desafíos que han tenido en el camino para llegar a donde están hoy, las habilidades que han dominado de manera eficiente, la rutina diaria.

– Habrá cosas que hagas que pueden no parecer relevantes para esta situación actual pero que requieren que utilices habilidades transferibles aplicables a muchas áreas de la vida. Piensa en tus aficiones, intereses, voluntariado, vida social. Estas áreas pueden requerir que demuestre habilidades de organización, gestión de personas, gestión del tiempo, resolución de conflictos, delegación, resolución de problemas, mediación. Proporcionar ejemplos de estas habilidades podría ser una forma efectiva de crear una buena impresión duradera.

Incluso aprender a caminar, conducir, hornear un pastel no estuvo exento de escollos y fallas en los primeros días, pero perseveró y ahora probablemente no piense en las habilidades que da por sentado. Comparta ejemplos de contratiempos, lo que ha aprendido, cómo superó y resolvió problemas. Las grandes historias pueden proporcionar maneras inolvidables para crear una buena impresión duradera.

– Confiesa si te equivocas en algo, especialmente en el exterior de una nueva relación potencial o si estás involucrado en un importante proyecto o función de enlace con el cliente. Hará una impresión mucho más duradera si es honesto acerca de un problema, problema o situación y cómo afectará a los demás. La mayoría de las personas son tolerantes y entienden las demoras y los contratiempos, siempre que no ocurran con demasiada frecuencia o parezcan causados ​​por el engaño o la falta de atención. Diga la verdad y explique cómo planea resolver los asuntos.

– La forma de salir es un factor importante para crear una buena impresión duradera. Dígale adiós con respeto, aprecie su tiempo y quizás ofrezca una frase memorable para que sea la persona que primero viene a la mente cuando reflexiona sobre la reunión.

Sepárese del resto al ser natural, relajado y usted mismo. Disfruta de cada oportunidad y permítete prosperar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here