Los mejores consejos para un nuevo dueño de restaurante

Ubicación, ubicación, ubicación

Un mal restaurante en una excelente ubicación es posiblemente mejor que un gran restaurante en una mala ubicación. A menos que tenga un nombre para atraer a las personas, tendrá que construir una reputación de boca en boca, y el boca a boca comienza con una pisada saludable. Elija con cuidado al decidir la ubicación de su restaurante: considere qué otros restaurantes hay en el área, los momentos de mayor actividad del día y si hay otras atracciones en el área, como un teatro o un cine, que lo ayudarán a atraer los hambrientos atesorados. Averigüe cuántos restaurantes, si alguno, han ocupado el espacio de antemano, y las razones por las que fallaron o se mudaron.

Ten cuidado con tu capital

La clave para abrir un restaurante exitoso es tener suficiente capital para verte a través de la primera pareja de meses Piense en todo el equipo que necesitará, desde muebles y cajas, hasta equipos de cocina y uniformes. Luego está el dinero para publicidad y promoción, así como diseño y stock básico. Todo se suma y los presupuestos pueden descontrolarse rápidamente. Intente y asegúrese de reservar lo suficiente para financiar cómodamente el proyecto por hasta 12 meses.

Publicite

Un nuevo y brillante restaurante con un menú para morirse no es nada sin clientes. Ponga un poco de dinero a un lado para una noche de apertura bien publicitada para crear un zumbido local. Contrata los servicios de una agencia de relaciones públicas establecida que se ocupa de la promoción de restaurantes: deben tener muchas ideas geniales sobre cómo hacerte notar. Luego están las redes sociales: una presencia en Facebook y Twitter es una excelente manera de correr la voz. Pruebe las ofertas 2 por 1 y beba promociones para despertar el apetito de las personas.

Mantener contento al personal

No hay nada que haga que un restaurante funcione sin problemas que un personal feliz y motivado. Involúcrelos en sus planes y ambiciones para el restaurante y escuche sus sugerencias de mejoras. Si sienten que sus ideas y su arduo trabajo son apreciados, permanecerán más tiempo y trabajarán más duro.

Crea la atmósfera adecuada

Los clientes habituales regresan por la comida, pero también se unen a la atmósfera. Si se trata de un restaurante de alta cocina, trabaje para crear una atmósfera de exclusividad y servicio ultra eficiente; Si se trata de una hamburguesería de barrio, puede optar por la cadera, cómoda y relajada. La música, el servicio, la decoración y la iluminación marcan la diferencia.

Crear una identidad de marca sólida

Un error que muchos nuevos propietarios de restaurantes cometen es que intentan ser todo para todos personas. Al decidir sobre el diseño y el menú de su nuevo restaurante, manténgalo simple. No ofrezcas demasiados platos. Apéguese a una cocina en particular, ya sea fusión francesa, italiana, británica o asiática. Asegúrese de poder construir una reputación en torno a la excelencia de la comida, la calidad del servicio y el ambiente: es más fácil hacerlo si tiene una marca delgada con la que las personas pueden identificarse y entender.

Apégate a lo que eres bueno en

La gente abre restaurantes por diferentes razones: algunos tienen una pasión desenfrenada por la comida; a otros les encantan las oportunidades sociales que ofrece un restaurante; otros quieren convertir su perspicacia comercial en dinero en efectivo. Cualquiera sea su razón para ingresar al negocio de los restaurantes, manténgase firme: si usted es un genio de los negocios, no intente hornear pan. Delegar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here