La importancia de la sostenibilidad en el diseño arquitectónico

Prácticamente todos estamos haciendo todo lo posible en estos días para salvar el medio ambiente y nuestros recursos naturales. Al igual que otros sectores comerciales, la industria de la construcción está siguiendo la tendencia hacia la implementación de prácticas amigables con el medio ambiente. Esto significa producir estructuras con características específicas que minimicen el uso de energía y reduzcan la dependencia de recursos naturales no renovables. Tanto para proyectos de construcción residencial como comercial, todo comienza con la sostenibilidad en el diseño arquitectónico.

Los diseños de edificios ecológicos crean un entorno de vida saludable y confortable que tiene un impacto ambiental mínimo. Las características de eficiencia energética aprovechan los recursos renovables para conservar el agua y la electricidad. Los propietarios de edificios se benefician de una reducción en los costos de mantenimiento y operación además de la satisfacción de saber que están contribuyendo a un ambiente saludable.

La arquitectura bioclimática proporciona la base para crear un edificio de eficiencia energética. Al crear un diseño de edificio, el arquitecto toma en cuenta el clima local y las condiciones en el entorno inmediato para crear un espacio habitable cómodo pero atractivo. Las ventanas principales con una exposición al sur pueden aprovechar al máximo la energía solar disponible. Los árboles en lugares estratégicos ofrecen un amortiguador contra el viento invernal del norte. Los sistemas pasivos de captación de energía solar pueden aprovechar los rayos del sol para calentar, enfriar y iluminar espacios interiores.

La forma y el diseño interior de la habitación son elementos importantes de la arquitectura bioclimática. Una forma compacta limita la superficie expuesta a los elementos. Esto hace que el edificio sea más rentable para calentar y enfriar. La organización de pasillos, cuartos de lavado y espacio de almacenamiento a lo largo de las paredes exteriores crea una zona de amortiguamiento entre el exterior y el espacio habitable, lo que facilita el mantenimiento de temperaturas interiores confortables.

Un muro de Trombe recolecta calor solar, lo almacena y lo libera después de que se pone el sol. Para obtener los mejores resultados, una pared de Trombe debe enfrentar el sol de invierno. La pared presenta una capa de aire entre una superficie externa de vidrio y una capa interna de alta capacidad térmica. Este tipo de calentamiento solar pasivo con paredes acristaladas permite que la luz del sol durante el invierno la bloquee durante el verano.

Las paredes de una casa rodeada de tierra están rellenas de tierra. Esta técnica de construcción aprovecha las propiedades naturales de enfriamiento y calentamiento de la tierra para el control del clima interior. La construcción de una casa apisonada es un costo, pero los propietarios comienzan a recuperar su inversión de inmediato con costos de calefacción y refrigeración significativamente más bajos.

En general, se prefieren los materiales con una gran masa térmica porque pueden absorber la energía del sol y liberarla lentamente. Los materiales en esta categoría incluyen concreto, piedra y ladrillo. El calor del sol se libera por la noche cuando el edificio es más frío. Para aprovechar al máximo las propiedades de masa térmica de los pisos de concreto, los que están en el lado sur deben estar al descubierto, ya que las alfombras disminuyen el efecto.

Los diseños innovadores de plomería pueden reducir la necesidad de agua limpia de fuentes municipales. La recolección de aguas grises residenciales de los lavamanos y bañeras proporciona una cantidad de agua para irrigar jardines y jardines. La recolección de agua de inundación en áreas que reciben cantidades sustanciales de precipitación es útil para el mismo propósito.

Un edificio de eficiencia energética hace el uso más efectivo de la luz natural para reducir el uso de fuentes de luz artificial durante las horas de luz. Esto requiere mantener el delicado equilibrio entre dejar que entre la luz del sol y mantener al mínimo la pérdida de calor. Las ventanas que dan al sur reciben poco sol directo durante los meses más calurosos del año, pero permiten que la mayor parte de la luz solar durante el invierno ingrese a la casa. Las ventanas que dan al norte brindan una luz uniforme con un brillo mínimo y una ganancia de calor durante el verano.

El tipo y la cantidad de vidrio utilizado en la construcción tienen un impacto en la eficiencia y el confort térmico. Las ventanas de doble panel tienen dos paneles de vidrio separados por un espacio lleno de gas argón o aire. Esto ofrece una barrera aislante que mantiene el aire fresco durante el verano y afuera durante el invierno. Las ventanas de triple panel son aún más eficientes porque cuentan con una capa adicional de aislamiento. El vidrio con una baja emisividad o un revestimiento de baja E permite que la luz visible brille a la vez que bloquea los dañinos rayos ultravioleta.

El objetivo principal de la arquitectura bioclimática es utilizar un enfoque integrado para el diseño de edificios que permita que la naturaleza y la humanidad coexistan de maneras mutuamente beneficiosas. A través de diseños innovadores, los propietarios de viviendas pueden disfrutar de un entorno de vida seguro y saludable al tiempo que hacen su parte para reducir la contaminación del agua, el suelo y el aire exterior. Con los avances tecnológicos, la producción de edificios energéticamente eficientes se vuelve más rentable. Esto les permite a los consumidores recuperar su inversión más rápidamente a medida que obtienen ahorros sustanciales en el uso de energía a lo largo del tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here