La atención plena en el trabajo – Por qué funciona

¿Qué es la atención plena?

La atención plena es una parte antigua e integral de muchas prácticas de meditación. Entonces, ¿qué tiene esto que ver con la vida moderna y el lugar de trabajo?

En esencia, ser consciente significa mantenerse plenamente consciente de todos los cambios externos y estados internos, de una manera no judicial. Ayuda a las personas a lidiar con el estrés, a llevarse mejor con otras personas y a estar más concentradas. Esto crea empresas y organizaciones más efectivas.

Su aplicación empresarial

La forma moderna y secular de atención plena se desarrolló en los hospitales de los EE. UU. En los años setenta. Se utilizó con gran éxito para ayudar a los pacientes con dolor crónico y depresión, donde las drogas y otras terapias no tuvieron efecto. Los médicos en el Reino Unido ahora están prescribiendo cursos de atención plena para la depresión, ya que los resultados son mejores.

En el mundo de los negocios, ahora se lo toma muy en serio, tanto como parte de la agenda de bienestar (las personas se vuelven más felices y sanas) como una forma de mejorar la productividad. Organizaciones como Google, Transport for London e incluso Welsh Government han ejecutado programas con excelentes resultados (como una gran caída en el absentismo debido al estrés).

¿Qué hay en el entrenamiento?

Típicamente, el contenido del entrenamiento de atención plena incluye ejercicios y prácticas tales como:

• desarrollar la conciencia de calma en el momento presente, a través de la respiración y otras meditaciones (incluso un ejercicio de un minuto en el escritorio puede tener un impacto)

• Aprender a sintonizar con el cuerpo, como una forma de experimentar directamente los sentimientos y las emociones.

• Reconocer nuestros hábitos y patrones de reacción ante el estrés y las dificultades.

• Desarrollando nuestra inteligencia emocional y respondiendo a estímulos estresantes de una manera más considerada y menos orientada hacia uno mismo.

• Aprender a ser amables con nosotros mismos y con los demás.

En el lugar de trabajo, el entrenamiento de la atención plena se enfoca de dos maneras. La primera es sobre cómo podemos mantener la calma y la concentración frente a diversos factores de estrés; el segundo es sobre cómo podemos relacionarnos con otras personas y eventos con aceptación y amabilidad, mejorando nuestra comunicación con universidades y entidades externas. También hay técnicas prácticas para llevar este enfoque a reuniones, correos electrónicos y llamadas telefónicas, y en la administración de personal.

Resultados

Los estudios demuestran que las personas que realizan cursos de atención plena desarrollan habilidades que son invaluables en el entorno laboral. La investigación muestra que el personal:

• permanecer más calmado y enfocado frente a las múltiples demandas

• Enfocarse mejor por más tiempo y comunicarse más claramente

• trabajar mejor dentro de los equipos, con los clientes y con otros temblores

• exhiben menos estrés, ansiedad y depresión

• son más productivos y toman menos tiempo libre

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here