1. Sea un negociador alerta. Un negociador exitoso debe ser asertivo y abierto para desafiar todo. Los negociadores expertos saben que todo puede ser negociado. Desafiar no es sinónimo de rechazar todas las ofertas dadas por un oponente. Todas las ofertas deben ser analizadas por separado. Debe hacer las preguntas correctas cuando se da una oferta. Esto implica que tiene que ser crítico con todo lo que lee en los periódicos y ve en la televisión. No podrá negociar si no puede cuestionar la validez de la información expuesta por su oponente. Ser asertivo significa que debe hacer las preguntas correctas para recopilar toda la información que necesita saber. Tampoco estás dispuesto a siempre “no” para una respuesta. Entrénate para ocultar tus sentimientos de ansiedad o ira. Deja que otros sepan lo que quieres sin sentirte amenazado. Entrénate para usar los mensajes de “I”. Por ejemplo, cambie “No quiero que haga eso” por “Me siento incómodo cuando lo hace”. Date cuenta de que hay una gran diferencia entre la asertividad y la agresividad. Debe ser asertivo cuando defiende sus propios intereses y al mismo tiempo respeta los intereses de los demás. Si no muestra consideración por los intereses de los demás, se verá agresivo. La asertividad es parte de negociaciones efectivas.

2. Sé un buen oyente. Un buen negociador es como un detective. A menudo hacen preguntas y luego escuchan. El otro negociador le informará sobre todo lo que necesita saber; Lo único que tienes que hacer es escuchar. Muchos conflictos se pueden resolver fácilmente si intentamos aprender las palabras de otros. Todos estamos demasiado ocupados hablando y olvidamos escuchar las palabras de los demás. Puedes convertirte en un oyente efectivo dejando que otros hablen. Siga la regla 70/30: el 70 por ciento del tiempo se usa para escuchar y el 30 por ciento para hablar. Estimule al otro negociador para hablar con preguntas abiertas: estas preguntas no pueden responderse con un simple “sí” o “no”.

3. Esté preparado. Adquirir la mayor cantidad de información posible relacionada con la negociación. ¿Cuáles son sus necesidades? ¿Qué presiones están experimentando? ¿Qué tipo de opciones tienen? El conocimiento de todo esto fortalecerá su posición cuando se enfrente al “oponente”. En resumen, cuanta más información tengas, más preparado estarás para la “guerra”.

4. Establecer un objetivo alto. Los buenos negociadores establecerán un objetivo alto para sacar lo mejor de sus negociaciones. Si esperas obtener mucho, terminarás con mucho. Un buen negociador es siempre optimista. Por lo general, todos los vendedores solicitan más de lo que esperan y todos los compradores ofrecen menos de lo que están dispuestos a pagar.

5. Siempre se paciente. Si queremos persuadir a alguien, debemos ser flexibles con el tiempo que tenemos. Nuestra paciencia será ventajosa si el otro negociador tiene prisa. Siempre delgado racionalmente. No seas imprudente al tomar decisiones importantes. Esto tendrá un gran impacto en su futuro.

6. Centrarse en la satisfacción. Ayuda al otro negociador a estar satisfecho. Satisfacción significa que sus principales intereses se cumplen. No confundas los intereses primarios con sus deseos. Trate de acomodar sus necesidades.

7. No hagas el primer movimiento. La mejor manera de descubrir las aspiraciones de los otros negociadores es persuadirlos para que hagan el primer movimiento. El podría estar pidiendo menos de lo que pensabas. Si comienza con una oferta inicial, podría ofrecerles más de lo que necesitan.

8. No aceptes la primera oferta. Si acepta la primera oferta, los demás negociadores pensarán que han ganado. Estarán más satisfechos cuando se niegue a aceptar su primera oferta. Si dices “sí” a su primera oferta, pensarán que te han llevado a los límites de tus habilidades.

9. No hagas concesiones fáciles. Si hace concesiones, intente que el otro negociador también haga concesiones a cambio. “Haré esto si haces eso”. Esta táctica usualmente hará que tus oponentes se sientan incómodos. Pensarán que eres inteligente y que tienes una posición fuerte.

10. No dudes en dar marcha atrás. No negociar sin opciones. Prepárate para la peor salida. Prepare varias opciones como estrategias alternativas que tenga durante las negociaciones. Esto le dará la oportunidad de pensar y reconsiderar las ofertas de sus oponentes. Si pierde, al menos puede decirse que ha hecho todo lo posible en el proceso de negociación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here