Formas simples y efectivas para nutrir a los clientes en partidarios de por vida

Los clientes son el alma de cualquier negocio. Puede crear el producto más innovador y con el precio más competitivo, pero sin que los clientes lo compren, su negocio no durará mucho. Por lo tanto, uno de los secretos para construir una marca fuerte desde el principio es encontrar maneras de educar a los clientes en partidarios de por vida.

Conseguir nuevos clientes es bastante fácil. Cada vez que alguien introduce un producto bastante innovador, la novedad de esto induce a las personas a comprar algunas unidades para sí mismas. Sin embargo, con el tiempo, estos mismos clientes tienden a pasar a otros competidores u otros productos.

¿Qué es exactamente lo que impulsa a un cliente a permanecer leal al producto y / o servicio de una marca? Sorprendentemente, no se trata solo de la calidad del producto y / o servicio (aunque tampoco debe descuidar eso). Una encuesta reciente descubrió que casi el 70% de los clientes se cambian a un competidor o proveedor diferente cuando perciben la indiferencia de un negocio hacia ellos. Por supuesto, esto no significa que el propietario del negocio sea indeterminado, sino cómo el cliente lo percibe.

Claramente, para convertir a los clientes tibios en el tipo de fanáticos devotos y de por vida que pueden llevar su negocio al siguiente nivel, realmente necesita intensificar su juego de atención al cliente. Afortunadamente, hay muchas maneras fáciles y económicas de educar a los clientes en partidarios de por vida, y son los siguientes:

1.) Comenzar con la creación de una cultura orientada al servicio. Examine a sus empleados con cuidado. Contrate solo a aquellos que tengan un deseo genuino de servir al cliente lo mejor que puedan. La experiencia es siempre una ventaja, pero opta por la actitud sobre la habilidad cuando contrata si necesita elegir entre los dos. Siempre puede capacitar a sus trabajadores para mejorar sus habilidades, pero ajustarse a la actitud es más difícil. A la inversa, no tenga miedo de dejar de lado a aquellos que no están comprometidos a servir bien a sus clientes.

También ayuda a crear incentivos para los empleados que prestan un servicio ejemplar. No es necesario que tenga que pagar bonificaciones en efectivo, al menos no mientras su compañía aún está en pie, pero puede ofrecer reconocimiento. Nombrar a un empleado del mes con regularidad ayuda, y puede incentivar esto aún más dándoles un beneficio no monetario, como un día de vacaciones adicional pagado y así sucesivamente.

Si tiene empleados que siempre tienen un buen desempeño, es posible que también desee suscribirlos a programas de capacitación que les enseñen cómo educar a los clientes en partidarios de por vida de formas nuevas e innovadoras.

2.) Wow su cliente desde el principio. Haga que su primera transacción con usted sea lo más agradable y memorable posible. Usted y su personal siempre deben presentarles una sonrisa y un saludo, junto con un oído atento y una mente lista para ayudarles a abordar cualquier necesidad o deseo que hayan venido a satisfacer. Algunas de las mejores empresas incluso hacen un esfuerzo adicional al incluir tarjetas de agradecimiento escritas a mano en la compra de un cliente. Estas cosas no cuestan casi nada, pero contribuyen en gran medida a garantizar que su cliente recordará su transacción con cariño y luego se convierta en un cliente devuelto.

3.) No te olvides de cuidar a tus clientes existentes. Una forma de hacer que un cliente se sienta especial es crear un expediente sobre ellos. Mantenga sus nombres, cumpleaños y pedidos anteriores en el archivo para que pueda familiarizarse con sus gustos y preferencias. De esta manera, no solo puede saludarlos por su nombre cuando entran, sino que también puede ser más preciso al recomendar los productos que les gustaría o usarían.

Enviar regalos pequeños (preferiblemente aquellos que tienen que ver con el producto o servicio de su empresa) en el cumpleaños de un cliente o durante las vacaciones es también una excelente manera de hacerlo sentir especial. Además, al cliente se le recordará su presencia cuando le envíe un pequeño regalo y, como resultado, será más probable que realicen otro pedido.

4.) Pida su opinión. Si y cuando tenga tiempo para conversar con sus clientes, pregúnteles si hay críticas constructivas. Pregúnteles qué es lo que más les gusta de su producto y el tipo de servicio que han recibido hasta ahora, y pregúnteles qué aspectos consideran que son áreas de mejora. Preste mucha atención a lo que señalan y luego elabore un plan para abordar todas esas áreas.

Los clientes que sienten que son valorados y escuchados son clientes que lo mantendrán en el negocio de por vida, así que asegúrese de no descuidar este paso en particular.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here