El rectificado es el proceso de eliminar metal usando herramientas abrasivas, que están conectadas para formar una rueda giratoria. La rectificadora se utiliza para desbastar y acabar superficies cilíndricas, planas y cónicas. Sin embargo, al usar estas máquinas se deben observar algunas precauciones especiales de seguridad.

El rectificado de la correa es un proceso de mecanizado abrasivo que se utiliza en metales y otros materiales. Este es un proceso de mecanizado abrasivo utilizado en metales y otros materiales. Estas máquinas alcanzan tasas de alta eficiencia de producción, que no están presentes en ningún otro método de rectificado o pulido. Además, este proceso impone menos tensión en la pieza de trabajo en comparación con otras formas. Las máquinas rectificadoras de banda se pueden clasificar en: platina, rueda de contacto, correa libre y sin centro. Las ruedas de contacto de la amoladora de correa son accionadas directamente por el motor. Durante este proceso, una correa abrasiva recubierta se desplaza sobre una rueda, que sirve para aplicar presión opuesta a la pieza de trabajo.

El rectificado de la correa es un proceso adecuado para todo tipo de aplicaciones. Las tres aplicaciones diferentes incluyen acabado, desbarbado y eliminación de stock. El acabado se refiere a la nivelación de superficies rugosas, eliminación de micro rebabas, acabados cosméticos y pulido. El desbarbado incluye radios, eliminación de rebabas y rotura de bordes. La eliminación de existencias incluye la eliminación de existencias elevadas, limpieza, por ejemplo, corrosión, eliminación de marcas de molinos o herramientas y dimensionamiento. Las máquinas de cinta abrasiva generalmente se clasifican por la superficie que forma el respaldo del abrasivo recubierto en el área de trabajo. Esta copia de seguridad juega un papel crucial en la tasa de eliminación de material y en el acabado. El respaldo gobierna el ángulo de corte, la elección de la presión de contacto y la velocidad de operación.

Cuando se trata de la clasificación de la muela abrasiva, son de seis tipos: recto, cilíndrico, cónico, copa recta, Taza de plato, diamante y platillo. El tipo recto se encuentra en pedestal o amoladoras de banco. La variedad de cilindros se utiliza para producir superficies planas. Las cónicas se utilizan principalmente para dientes de engranajes, roscas de rectificado, etc. Si bien la variedad de copa recta es una excelente opción para las ruedas de copa en las fresas de corte y herramientas y también tiene una superficie radial adicional. La variedad Dish es una rueda de copa muy poco profunda. Su delgadez permite cortar ranuras y hendiduras. Las ruedas de diamante se utilizan para perforar materiales duros como hormigón, piedras preciosas y puntas de carburo. La rueda de platillo se utiliza para cortar brocas helicoidales y fresas.

La selección adecuada de la velocidad de la superficie, el tamaño y la forma de la cinta abrasiva es esencial para un funcionamiento económico y efectivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here