En lenguaje corporal y negociaciones, si ves a alguien mostrando un puño, ese es el momento de ver oportunidades. Eso es cierto en cualquier aspecto de tu vida y más aún en una negociación.

En una negociación, cuando un negociador muestra un puño, están mostrando varios pensamientos ocultos. Están mostrando signos de angustia y / o posiblemente miedo, junto con una mentalidad más estrecha. También es una señal de que el otro negociador desea alterar el entorno actual de manera que no sea demasiado agradable para usted.

En tales situaciones no se acobardan. En su lugar, muestra una sensación de calma, seguridad en sí mismo y compromiso. Incluso podría considerar igualar la tonalidad de la otra persona o bajar su tono; Una acción contra otra dependería de la persona que muestre el gesto, su relación con esa persona y de dónde desea realizar la negociación a continuación.

El punto es que cuando ves que un negociador muestra un puño, comprende el proceso de pensamiento que está pasando por su mente. Si muestra debilidades en esos momentos, podría estar invitando a más del primer comportamiento de visualización.

Cuando se marque tal exhibición, hágase las siguientes preguntas:

  1. ¿Es esto un truco para ver cómo reaccionaré?
  2. ¿Es esto un intento de intimidarme?
  3. Si este es un intento de intimidarme, ¿cómo podría responder para demostrar su falta de efectividad?
  4. ¿Qué precipitó su comportamiento y se funda?
  5. ¿Debo disculparme por una infracción percibida y, si hago, qué efecto tendrá eso en la negociación?
  6. ¿Qué está tratando de hacer con su primer gesto frente a otro gesto que podría revelar su infelicidad?
  7. ¿Me he perdido un gesto (s) de los que debería haber estado más al tanto y, si lo hice, ¿cuáles podrían ser?
  8. ¿Debo reconocer abiertamente su comportamiento y qué hará eso con la negociación?
  9. ¿Cómo puedo mitigar su comportamiento mientras muestro empatía y no dejo que se aproveche de mí?
  10. ¿Qué oportunidades están ahora ante mí como resultado de su mentalidad actual?

Cuando alguien muestra su puño, suele ser un signo de agresión. Por lo tanto, debe aumentar su conocimiento de los factores mencionados anteriormente para evaluar por qué se realizó la visualización en este momento y el efecto que dicha visualización tiene en el estado mental de ese negociador y en la negociación.

Si está astutamente en sintonía con tal gesto, se dará cuenta de que se ha producido un cambio mental. Ese cambio también puede darle la oportunidad de controlar la negociación. Eso es cierto porque en el punto de la primera pantalla, lo que haga después de verlo determinará qué ocurrirá en la negociación desde ese punto.

Entonces, en el futuro, cuando veas a alguien mostrando un puño, no tengas miedo. En su lugar, considere qué tipo de control ejercerá para mover la negociación en la dirección que le sirva a su propósito. Si se hace con maestría, el otro negociador se disculpará por su comportamiento. Eso le dará un mayor sentido de control porque estará en condiciones de ser amigable al permitirle modificar su comportamiento a través de una concesión o lo que sea que le sirva. Por el tiempo que dure, será maleable. Úsalo a tu favor … y todo estará bien con el mundo.

Recuerda, siempre estás negociando!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here