Desarrollo de la resiliencia y la eficacia: entrenamiento de liderazgo y conversaciones con propósito

Los puntos de vista tradicionales del liderazgo se centran en la personalidad y la importancia de una visión convincente. Sin embargo, ahora sabemos que los líderes efectivos tienen diversas cualidades, y los rasgos de personalidad no son un buen dictador particularmente bueno para el éxito. En cambio, podemos centrarnos en desarrollar el comportamiento que ayude a fomentar la motivación de los empleados, en particular el apoyo y la orientación que brindan los gerentes.

Las cualidades de liderazgo importantes relacionadas con el alto desempeño incluyen establecer una dirección clara, mantener la convicción personal, actuar con integridad y construir relaciones positivas. El carisma no es esencial y puede contribuir fácilmente a una toma de decisiones menos efectiva. Sin embargo, la claridad de propósito y la convicción personal hacen una diferencia. Los gerentes pueden desarrollar el comportamiento que les permita convertirse en líderes más efectivos. No todos serán carismáticos, pero es posible mostrar convicción y desarrollar el tipo de enfoque que aumenta la motivación de los miembros del equipo.

El primer paso en el desarrollo consiste en elevar la autoconciencia. Esto puede vincularse a conversaciones con un propósito que fomente la retroalimentación y la discusión de nuevas formas de hacer las cosas. Ser consciente de las limitaciones en su propio pensamiento fomenta el procesamiento equilibrado de la información , que es una de las piedras angulares de un liderazgo eficaz. La retroalimentación de 360 ​​grados es una herramienta importante en el proceso.

La retroalimentación de 360 ​​grados es utilizada por muchas organizaciones y permite a los gerentes recibir retroalimentación de varios grupos. Un informe detallado compara la autoevaluación del gerente con la retroalimentación de otros. Esta información es particularmente útil en el contexto del coaching y el desarrollo personal.

Conversaciones con propósito con AIMS

Sobre la base de la retroalimentación de 360 ​​grados, existe un gran potencial para que los gerentes usen ‘Conversaciones con propósito’ con AIMS para ayudar a mejorar la claridad de los roles y la participación de los miembros del equipo. Esto sirve para fortalecer la motivación y un sentido de compromiso compartido. Hay cuatro elementos esenciales, que se pueden resumir de la siguiente manera:

1. Conciencia

Escucha activa y comprensión de las contribuciones de vistas alternativas al procesamiento equilibrado de la información. Sin embargo, esto debe combinarse con Insight …

2. Insight

Para desarrollar un sentido de propósito compartido, las ideas o preocupaciones de otras personas deben discutirse en el contexto de objetivos y prioridades más amplios. Es posible que se deban considerar los problemas en el contexto de lo que está sucediendo en otra parte, o por qué es necesario el cambio. Esto conduce al tercer elemento …

3. Significado

Las personas tienen una fuerte necesidad de identificarse con su trabajo y verlo como significativo. Comprender por qué las tareas son importantes y tener la oportunidad de hacer sugerencias ayuda a crear un sentido de propósito compartido. Esto es importante para desbloquear el esfuerzo y el compromiso discrecional.

4. Apoyo

Mantener un alto rendimiento a lo largo del tiempo a menudo significa que las personas necesitan apoyo. Esto puede implicar asegurar que se proporcionen recursos y capacitación suficientes. Las discusiones de revisión periódicas (incluso “conversaciones de café” de 5 minutos) son en sí mismas una forma de brindar apoyo.

Aumentar la conciencia de sí mismo a través de la creación de perfiles de las preferencias de trabajo puede ser el primer paso para crear una perspectiva y establecer conversaciones con propósito con AIMS a través de la organización.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here