Vender un restaurante es una decisión seria, que generalmente requiere la ayuda de un corredor (también conocido como agente). Sin la ayuda de un corredor, el listado de bienes raíces de un restaurante puede permanecer en el mercado durante meses, reduciendo sus posibilidades de venta. Al comenzar el proceso de venta, la mayoría de los propietarios de restaurantes encuentran muchos corredores que desean ayudar. Al elegir un corredor para vender su establecimiento, es mejor evitar los corredores que exhiben las siguientes cualidades:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here