Los tubos termorretráctiles, las tapas de sellado del extremo del cable, las tapas terminales del cable termorretráctil son algunos de los productos que se pueden ajustar a cualquier ajuste o trabajo eléctrico.

Ofrecer resistencia a la abrasión, aislamiento y alambrado son algunas de las tareas importantes que realizan los tubos termorretráctiles. Están disponibles hoy en una amplia gama de niveles de flexibilidad, tonos de color y sensibilidad a la temperatura para satisfacer las necesidades de diferentes aplicaciones. Sus aplicaciones van desde eléctricas críticas a militares altamente sensibles y las aplicaciones más mundanas.

El aspecto del crisol de su proceso de producción es el procedimiento de reticulación. Esto implica estirar el tubo termorretráctil hasta una longitud alargada que recupere sus dimensiones originales durante el proceso de “contracción”. El estiramiento es, de hecho, su modificación real. Es esencial antes de tiempo para garantizar que el tamaño indicado en el tubo que se expresa en forma de relación esté en línea con el tamaño deseado para la aplicación. En la relación, la primera figura es la longitud estirada y la segunda figura es la longitud después del encogimiento. Por ejemplo, cuando la relación dada es 2: 1, significa que el encogimiento del tubo será de la mitad del tamaño actual. Las proporciones vienen en diferentes tamaños como 4: 1, 6: 1, 5: 1 y así sucesivamente.

Sin embargo, el factor más importante para el funcionamiento eficaz de la tubería es la aplicación de calor que conduce a su contracción. La fuente de calor utilizada para una aplicación puede resultar indigna para la otra y, de hecho, puede causar accidentes. A continuación, se explican brevemente algunas fuentes para dar una idea acerca de las fuentes efectivas que se compraron para usar.

Aire caliente: soplar aire caliente a través de las herramientas eléctricas disponibles para este propósito es útil para encoger el tubo de calor a la longitud requerida. Por ejemplo, una pistola de calor proporciona el calor requerido indirectamente soplando aire caliente a la tubería, lo que permite que se contraiga.
Llama: Mantener la llama abierta adecuadamente cerca del encogimiento de calor para ofrecer el calor requerido y evitar que se prenda fuego es otra opción. Velas, encendedores de butano, antorcha de soldadura son algunas de las herramientas utilizadas aquí. Estas herramientas se deben utilizar en áreas que estén adecuadamente ventiladas y que no contengan vapores inflamables como gas, aceite o propano.

Otras alternativas: si no tiene ninguna herramienta disponible, puede intentar mantener su pieza de cableado cerca de una bombilla. El calor que emana de la bombilla podrá encoger su tubo de calor. Colocar el empalme en el horno es un método no convencional de proporcionar el calor requerido; sin embargo, aquí es necesario un control estricto para evitar la presencia de accidentes.

La forma más común de llevar a cabo este procedimiento es mediante la adopción de la primera opción de una pistola de calor. Asegúrese de proporcionar calor a la temperatura requerida y verá que los tubos contraíbles se ajustan perfectamente a la aplicación deseada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here