¿Apoya las organizaciones benéficas para niños?

Hay muchas demandas en nuestras finanzas. Llegar a fin de mes puede parecer más difícil cada año. Pero la mayoría de nosotros en el mundo occidental somos afortunados. A pesar de que podemos pasar por tiempos difíciles financieramente, pocos de nosotros hemos experimentado una pobreza desesperante y potencialmente mortal.

Ese tipo de pobreza significa que luchas solo para sobrevivir. No tienes un hogar adecuado, ni siquiera un refugio decente contra la lluvia o el sol. Su familia no tiene agua limpia para beber, ni alimentos nutritivos para comer, ni medicamentos para combatir enfermedades. Y lo peor de todo, no hay esperanza para el futuro. Es un destino tan cruel e injusto, pero es muy común en el mundo en desarrollo.

Lamentablemente, millones de familias apenas se están ganando la vida en los países más pobres del mundo. Sus hijos, tan débiles y vulnerables, a menudo no pueden sobrevivir contra viento y marea. UNICEF estima que 24, 000 los niños mueren todos los días a causa de enfermedades relacionadas con la pobreza. De estos, 1,4 millones de niños mueren cada año debido al agua potable sucia y al saneamiento inadecuado. Otros sufren y perecen por desnutrición y enfermedades infecciosas.

Es un triple golpe. Comida insuficiente, agua insegura, sin atención médica. Dios ayude a todos estos niños nacidos tan desesperados e indefensos. Pero, por supuesto, Dios sí ayuda.

Su trabajo se está realizando en los países más pobres del mundo a través de organizaciones benéficas solidarias y las personas generosas que los apoyan. En todo el mundo en desarrollo, estas organizaciones benéficas se esfuerzan por mejorar la difícil situación de los niños que están hambrientos, enfermos y empobrecidos. La más eficaz de estas organizaciones benéficas para niños trabaja para proporcionar no solo alimentos, agua limpia y medicamentos, sino también esperanza para el futuro.

Estas organizaciones benéficas para niños brindan la oportunidad de educación y capacitación para que los niños puedan romper el ciclo de pobreza de generación en generación. De hecho, en los proyectos mejor administrados, los niños pueden incluso esperar convertirse en médicos y maestros, y eventualmente usar sus habilidades para beneficiar a sus comunidades.

Las caridades cristianas para niños tienen una dimensión extra. Proporcionan alimento espiritual y material. De esta manera, los niños crecen sanos y fuertes, no solo a través del cuidado físico mejorado, sino también a través de su conocimiento de Cristo y su confianza en sus enseñanzas. El amor y la atención que reciben los niños ayuda a toda la comunidad. Y los beneficios continuarán para las generaciones venideras.

Aquellos que ofrecen incluso el regalo más pequeño a una de las organizaciones benéficas respetadas están ayudando a aliviar la carga de la pobreza. ¿Apoya una de estas organizaciones benéficas para niños que valen la pena? Nunca ha sido más fácil ni más efectivo.

Una de las formas más directas de donar es a través de un programa de patrocinio. Esto significa que un niño individual recibe ayuda individual. Por solo unos pocos dólares al mes, puede asegurarse de que su hijo elegido reciba:

• alimentación adecuada
• agua potable limpia y segura
• refugio
• oportunidades de educación y capacitación
• atención médica, incluidas las vacunas

También se sabe que un niño se sentirá honrado y apreciado porque alguien le importa su bienestar y su futuro. . La mayoría de los patrocinadores y los niños construyen una relación amorosa a través de cartas, fotografías e incluso visitas. Apoyar a una organización benéfica para niños puede ser una de las acciones más gratificantes de su vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here