Prepare su estrategia de inicio

1. La primera impresión es clave.
Nunca tendrá una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión. Por lo tanto, desde el principio se enfoca en satisfacer los deseos del cliente y no solo en enviar una oferta. Si tu inicio es débil, el final será el mismo. Aproveche la primera reunión para que sus consumidores estén convencidos, a través de un buen trato, de que usted es su mejor opción y, por supuesto, que también son importantes para usted. De lo contrario, más tarde tendrá que trabajar duro para cambiar una mala primera impresión.

2. Dibuja un plan para ganar clientes.
Planear las acciones que realizará le brindará grandes ventajas para ofrecer un servicio de excelencia. Cree un plan general antes de tratar con nuevos clientes y uno especial para sus cuentas principales. Haga un perfil de cada uno de sus prospectos según los datos generales y las necesidades específicas que observe. El propósito es desarrollar acciones específicas dirigidas a llenar estos vacíos. Recuerde que el plan es solo un punto de partida que debe adaptarse según el caso, porque cada cliente es diferente.

3. Escucha primero y anticipate.
Una vez que haya trazado un plan, el segundo paso se llama “anticipar”. ¿Cómo hacerlo? Permite al cliente explicar en detalle lo que quiere. A veces, las palabras no son un recurso suficiente para expresar lo que realmente sentimos, por lo que también tienen en cuenta las expresiones faciales y los gestos. Cuando sea su turno de hablar, use toda la información que recibió para presentar las características de su producto o servicio como la solución exacta a las demandas hechas.
Conclusión: Anticipe y vaya más allá.

4. Elija un buen lugar para su negocio.
La ubicación es un punto fundamental para que los clientes disfruten yendo a su negocio con placer y sin complicaciones. Tenga en cuenta las rutas de comunicación para llegar a su lugar y el tipo de área, es decir, que no sea demasiado conflictiva, peligrosa o de difícil acceso. También considere una prioridad tener su propio estacionamiento o hacer una alianza con uno cercano y ofrecer una tarifa especial para sus compradores. Sería inútil si el diseño de su tienda es espectacular y usted tiene los mejores productos a precios competitivos si no puede lograr que la gente acuda a usted sin mayores obstáculos.

Conoce a tu cliente

5. Estudia tu mercado.
Invierta tiempo para ser un experto que conozca su mercado. Asista a ferias y eventos que sus consumidores consideren importantes. Allí podrás vivir muy de cerca con ellos. También aproveche la oportunidad para observar lo que está haciendo su competencia y para detectar qué tipo de productos y servicios son los más demandados. Otra opción es mantenerse al día sobre las tendencias del mercado a través de publicaciones especializadas y participar y participar en cámaras y asociaciones comerciales.

6. Ponte en los zapatos de tu cliente.
Un error grave es pensar que el servicio al cliente es una actividad estandarizada y que las mismas tácticas funcionarán para satisfacer las expectativas de todos. Las personas son únicas y especiales. Póngase en los zapatos de la otra parte y hágase la siguiente pregunta: ¿cómo me gustaría que me traten: correcto o incorrecto? Entonces ofrece un trato, al menos, bueno. Mejor aún, excelente. Comience con un plan general de atención y, según el caso, diseñe estrategias específicas para crear una experiencia “diferente” para cada cliente.

7. ¿Cómo empezar con el pie derecho?
El secreto es hacer las preguntas correctas al principio y al final de la conversación que tenga con un cliente. Gracias por el tiempo que ha dedicado y luego pregunte: “Solo por curiosidad, ¿por qué aceptó esta cita?” La mayoría te contará sobre sus experiencias con diferentes productos y empresas. Solo concéntrate en escuchar. Este hecho mostrará que, por un lado, tiene interés, mientras que obtendrá información valiosa y el canal de comunicación estará abierto para cuando sea su oportunidad de presentar sus propuestas.

8. Haga las preguntas correctas.
Un error común es preguntar a los clientes de manera incisiva. Por ejemplo: ¿Qué objetivos le gustaría lograr en su empresa? Incluso si recibe una respuesta, puede que no sea del todo cierto. Otro error es preguntar: ¿está satisfecho con las ventas de su negocio? La respuesta será “sí” o “no”, terminando con la conversación. En su lugar, considere esta posición.

Espero que seas bueno con estos en este momento y si los implementas positivamente, supongo que serás el mejor vendedor en el futuro.

Feliz venta y marketing
Aali

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here