En estos días, las teorías sociológicas populares tienden a adherirse a la idea de que realmente no hay mucho que separe a los seres humanos de los animales; todavía somos salvajes, simplemente reformados. Esto parece tener un valor nominal bastante reduccionista, pero también inherentemente falso. Hay, ve, varios aspectos de la humanidad que nos diferencian claramente de los animales: nuestros sentidos superiores, autoconciencia y habilidades interpersonales nos colocan en la cima del tótem biológico. Pero la forma en que nos tratamos y nos rodeamos también influye en quiénes somos realmente. En el mundo civilizado, esto se llamaría simplemente Etiqueta. La etiqueta es básicamente un cierto punto de referencia intangible que gobierna o dicta estándares o normas de comportamiento social aceptables o apropiados.

Estas normas también se aplican al mundo del comercio, el comercio y la economía que impulsan el mundo industrializado de hoy. La etiqueta comercial rige el comportamiento social dentro de los límites de la cultura corporativa. Después de todo, existe una forma adecuada de presentarnos, comunicarnos, interactuar y hacer negocios con otros. La etiqueta profesional es fundamental para las relaciones corporativas armoniosas dentro del mundo industrial civilizado. En este artículo analizaremos solo tres visitas clave para tener un buen trabajo o etiqueta de negocios:

Impresiones personales

La manera en que nos comportamos nos dice en gran medida quiénes somos y qué valoramos. Parece que entendemos esto intuitivamente. Antes de asistir a una reunión profesional, nos aseguramos de que llevemos un atuendo de negocios adecuado y profesional. Uno debe asegurarse de estar bien arreglado y limpio. Ponerse de pie con una sonrisa cálida y un auténtico apretón de manos son cualidades de autenticidad y confianza. El contacto visual también es crucial porque comunica atención e interés. Esto hace una buena primera impresión.

Comunicación positiva

Cuando se habla con una persona, se considera muy profesional dirigirse a ellos por su nombre un par de veces en los primeros minutos de la conversación. Esto demuestra un interés genuino y una conexión personal con la persona con la que estamos hablando. Asentir con la cabeza ocasionalmente también indica un interés y atención en lo que están diciendo. En entornos profesionales, generalmente se considera apropiado para evitar preguntas o temas personales. El umbral para esta adecuación varía incluso de una cultura a otra. Esta es otra razón por la que se considera apropiado evitar por completo los problemas personales. Darse el espacio para hablar sin interrumpirse también es igual de importante.

La etiqueta de comunicación también se aplica a la comunicación no personal. Se considera apropiado devolver los correos electrónicos y mensajes de voz lo antes posible. Los correos de voz deben ser corteses y al punto. Los correos electrónicos deben evitar errores ortográficos o gramaticales. La etiqueta de negocios también implica que uno no debe usar lenguaje de jerga o terminología de cultura popular dentro de una correspondencia de correo electrónico profesional. También es mejor evitar signos de exclamación innecesarios, palabras en negrita o subrayados, ya que pueden parecer abiertamente agresivos y groseros.

Reuniones

En general, una reunión es el entorno o entorno en el que convergen las dinámicas de la etiqueta profesional. Nunca debe llegar más de cinco minutos antes a una reunión, ya que la persona podría no estar preparada para usted, ya que podría estar preparándose para la reunión o haciendo otra cosa. Definitivamente, uno no debe llegar tarde a una reunión, ya que esto puede considerarse grosero y poco profesional. Esto también se considera descortés porque deja a las otras personas involucradas esperando a que usted se presente y esto supone una falta de respeto por el tiempo de otras personas. Si uno debe abandonar la reunión antes de tiempo, es apropiado explicar por qué debe irse, para asegurarse de que todos comprendan por qué una razón justifica la necesidad de abandonar la reunión antes de tiempo.

La formación en etiqueta empresarial es un aspecto importante para las relaciones interpersonales en el lugar de trabajo. Fomenta el comportamiento profesional, el respeto y la debida diligencia de los códigos y la conducta esperada dentro de los parámetros de un entorno empresarial legítimo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here